CASA DECOR, CON MÁS GANAS QUE NUNCA

Después de un año complicado, Casa Decor vuelve con más ganas que nunca. Y es que la ilusión y la esperanza es lo último que se pierde, incluso cuando la pandemia nos cerró de golpe las puertas de la exposición, hubo el valor y las ganas de retomarlo una vez pasados los meses más angustiosos de nuestra vida colectiva.


El 2021 ya está aquí y aunque sus primeros días "se presentó" desafiante, estamos convencidos de que nos permitirá hacer "balance de lo bueno y malo" con un resultado en positivo antes de dar la bienvenida a 2022.


Casa Decor nos ayudará a sumar puntos positivos a 2021, y es que su edificio (La Casa de Allende) y su enclave (La Plaza de Canalejas) no pueden ser más maravillosos, por lo tanto harán de esta experiencia algo único.



La Plaza de Canalejas, antes conocida como de las Cuatro Calles , se encuentra en el distrito Centro de Madrid, está situada entre la Carrera de San Jerónimo y las calles de la Cruz , Sevilla y Príncipe. Lleva el nombre del político y orador José Canalejas (1854-1912), que murió asesinado por un anarquista mientras miraba el escaparate de la desparecida librería San Martín, de la vecina Puerta del Sol esquina a la calle Carretas, a unos cien metros de esta plazoleta.


Fue en esta plaza donde se levantó La Casa de Allende, un edificio proyectado por el arquitecto Leonardo Rucabado para su propietario, Tomás de Allende, del que toma el nombre. El edificio, cuya construcción se llevó a cabo entre 1916 y 1920, se ubica en la misma Plaza de Canalejas haciendo esquina con la Carrera de San Jerónimo. Durante mucho tiempo se lo conoció también como edificio Crédit Lyonnais, debido a que en su planta baja estuvo instalada dicha entidad financiera​.



El arquitecto adoptó formas de la arquitectura tradicional española, siguiendo la corriente regionalista del siglo XIX. El edificio dispone de un amplio torreón en la esquina como sugerente remate. Se trata de un edificio absolutamente singular y único en la arquitectura madrileña, donde sobresale un magnífico mirador de madera sobre la carrera de San Jerónimo, al estilo de la arquitectura cántabra. Dispone además de elaborada rejería en balcones y escalera, donde se encuentran vidrieras empotradas. La ornamentación escultórica exuberante realzan la majestuosidad del edificio.​

Se trata del típico edificio representativo de la arquitectura que surge a partir de la crisis de 1898, y que intentaba adaptar los estilos regionales a las nuevas necesidades de la vida moderna.




En un edificio, donde se aprecia perfectamente en su interior, la labor de diferentes oficios artesanos, que hace más de un siglo trabajaron conjuntamente, no podía faltar un espacio dedicado a la artesanía, en este caso de la vecina y maravillosa región de Castilla-La Mancha; tan variada y diversa, con una larga tradición en la producción alfarera iconográficamente representada por las tinajas cervantinas, y cuchillera, destaca también por sus trabajos textiles (bordados, bolillos, encajes, etc.) y en esparto, además de la tonelería asociada a la cultura del vino.


La oficina de Comercio y Artesanía de Castilla- La Mancha, ha apostado por sus artesanos, queriendo hacer aún más visible su trabajo y permitiendo así que puedan demostrar su trabajo y su buen hacer en una exposición de interiorismo de alto nivel y referente, tanto a nivel nacional como Europeo. En este caso, estudio toledano, será el encargado del proyecto y dirección del mismo.








Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

           © 2021  by miguelmuñoz|estudio